July 05, 2013

En una discusión entre unos jóvenes universitarios en los Estados Unidos, Una joven alega nunca haber visitado iglesia alguna y sin embargo tenia un concepto de la moral muy alto, otro joven,  un apologista religioso famoso en la comunidad de Youtube conocido por su pseudo-nombre de venonfangx, estipulaba, que la moral venia de Dios. La conversación era esta:

Y él siempre me decía: oh! Ir a la iglesia y creer en dios me dio una mejor moral, entonces yo dije, bueno, yo tengo la misma moral y no he ido en una iglesia en toda mi vida.

El joven le contesto: La biblia dice que dios ha escrito sus leyes en nuestros corazones y nuestras mentes a través de nuestra conciencia, por lo que todo el mundo sabe lo que está bien y lo que está mal.

Entonces, según el joven, todos tenemos una intuición moral, no hay duda de eso. La verdadera pregunta es: ¿de dónde proviene esa moral?

¿Tenemos que invocar la existencia de un ser súper complejo del cual no existen pruebas físicas directas o podemos explicar la moral usando el mundo natural, que si conocemos y existe?

Tómese un momento para pensar en ello...

Dos palabras para contestar ese dilema: selección natural.

Los animales con intuición moral incrementan la probabilidad de que la especie sobreviva.
Los animales sin esta intuición, no.

La moral tiene una ventaja en la supervivencia, tal como dijo la chica: La moral no está vinculada a los valores religiosos. Pertenecer a una religión no significa que usted sea más moral que cualquier otra persona. Todos tenemos esa intuición. Así que en todo caso, esto es evidencia razonable para concluir que la intuición moral nada tiene que ver con la religión, y ese fue el punto que hacia la muchacha.  De hecho, al contrario de lo que venonfangx (el otro joven en esta historia) quiere dar a entender, la religión, a menudo contradice nuestra intuición moral.

Nuestra brújula moral a menudo nos da mejores respuestas a dilemas morales y puedo mencionarles cómo esto es comprobado científicamente.

En el libro: El Espejismo de Dios de Richard Dawkins (Biólogo Evolucionista Británico),  Dawkins afirma que la creencia en un creador supernatural se puede calificar como un delirio. También hace referencia a un documento llamado "Influenciando el prejuicio étnico y religioso sobre el juicio moral" por el psicólogo Israelí George Tamarin.

Tamarin presentó a más de mil niños israelíes escolares de entre las edades de ocho y catorce, la historia de la batalla de Jericó en el libro bíblico de Josué, en la cual la ciudad y todos sus habitantes fueron muertos pasados por la espada, a continuación, le hizo a los niños una simple pregunta moral: ¿creen que Josué y los Israelitas actuaron correctamente o no?

Ellos tenían que elegir entre a) total aprobación b) aprobación parcial y c) desaprobación total

Los resultados mostraron que el 66% de los niños dio una total aprobación y el 26%, total desaprobación pero sólo un ocho por ciento dio aprobación parcial.

En el documento, la justificación de la masacre genocida por Josué es religiosa en cada caso.

Incluso algunos de los que condenaban las acciones de Josué eran de carácter religioso, el grupo de control para este experimento es el más revelador sobre la opacidad de la religión al juicio moral.

Parafraseando directamente al libro: "Tamarin también creó un fascinante grupo de control en su experimento. un grupo diferente de doscientos sesenta y ocho niños a los cuales les dio el mismo texto del libro de Josué, pero con el nombre de Josué sustituido por el del General Lin e Israel sustituido por un  reino chino de hace más de tres mil años.

Ahora el experimento dio resultados opuestos sólo siete por ciento aprobaba el comportamiento del General Lin y el setenta y cinco por ciento en desacuerdo. En otras palabras, cuando su lealtad hacia el Judaísmo fue retirada de la ecuación, la mayoría de los niños estuvieron de acuerdo con los juicios morales más modernos que todos los seres humanos compartimos.

La acción de Josué fue un acto de bárbaro genocidio, pero que todo parece muy diferente desde el punto de vista religioso y esa diferenciación comienza temprano en la vida, Fue la religión que hizo la diferencia entre los niños que condenaron  o condonaron el genocidio.

Y usted mismo puede comprobar si este estudio es cierto. Haga su propio experimento: pregunte a diferentes niños indoctrinados en alguna religión estas preguntas y verá la reacción. Si es dios que lo manda está bien, si lo hace cualquier otra persona por cuenta propia, no está bien.

¿Qué haría si dios le pide que haga algo malo como matar a su familia o hacer estallar un edificio lleno de gente, como prueba de su lealtad?  ¿No sería, un acto atroz, malo simplemente porque el creador del universo pide que lo haga?

Irónicamente, esta idea de que las cosas malas se conviertan en buena simplemente porque es ordenado por dios es abrazado por muchos fundamentalistas cristianos, que les permite decir cosas como: la esclavitud es buena. Las mujeres eran tratadas igual de bien en la biblia y el genocidio de los habitantes de la Tierra Prometida fue bueno, ya que fue dirigido por dios.

¿Cómo responde su intuición moral a la imagen pintada por esta historia?

2 Comentarios:

  1. This comment has been removed by the author.

    ReplyDelete
  2. Los creyentes acusan a los ateos de no tener basamento para establecer una moral irrefutable. Pues lo comparto, no hay forma, o al menos no para los que nos consideramos libertarios. Ser libertario sugiere que se permiten cambios cuando se consideran necesarios, y que no se pretende poseer la verdad absoluta. Lo que sí se sigue es el principio de "no hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti".

    Los creyentes pretenden que con Dios puede hablarse de una moral objetiva, y con objetiva entiendo que se refieren a poder seguir algo al pie de la letra sin cuestionar lo que se hace, pero eso podría hacerse con cualquier ley que haya escrito alguna persona. Por otra parte, ¿cómo tienen la certeza de que lo que ellos consideran es una ley divina no fue escrita por algún humano?

    Por lógica simbólica, respecto a una proposición p, sólo tenemos dos posibilidades: o se cumple p o no se cumple p. Entonces, la moral fue creada por Dios o simplemente no lo fue. Si no fue creada por Dios, entonces significa que no lo necesitamos para definir nuestros actos. Si fue creada por Dios, entonces podemos cuestionarnos su autoridad, porque nada garantiza que la moral que él nos impone sea "buena" o "mala" (aquí no podemos decir que de antemano Dios es bueno porque entonces estamos cayendo en el primer caso). Uno no puede saber si Él nos creó para torturarnos, en cuyo caso deberíamos oponernos a sus decisiones mientras podamos.

    En la práctica, es mentira que se cumple una sola moral absoluta. Las leyes políticas no son iguales en todas partes, y además han ido cambiando durante el tiempo. Que las encontremos muy similares es consecuencia de que al final siempre buscan lo mismo, el bien común. Pero es mentira que todos están de acuerdo en lo que es dicho bien: por ejemplo, algunos consideran poco ético buscar venganza contra alguien si el mal ya está hecho, pero otros no. Sin embargo, en la sociedad en la que vivimos tenemos una forma de maximizar la cantidad de gente que estará de acuerdo en lo que es bueno. La gente debe regirse por las leyes escritas; escritas gracias a previa elección de votos mayoritarios de un selecto grupo, y que después sólo pueden ser modificas por personas que cumplan con ciertas características (estudios, títulos, etc.), las cuales se las damos los mismos humanos.

    Si existiese alguna moral impartida por Dios, lo cierto es que los humanos actúan independientemente de que ella exista. En el caso de que Dios nos "configurara" el cerebro desde que nacemos para que actuemos siguiendo sus normas, ¿cómo se explicaría entonces la existencia de hombres que hacen daño a la sociedad? En el caso de que no estuviésemos configurados, la verdad es que también tenemos una percepción de lo que es bueno y lo que es malo sin que ésta sea impartida por Dios. Por ejemplo, en las escrituras religiosas encontramos a un Dios que en algunos momentos es bondadoso, y en otros es celoso, vengativo, asesino, etc. Muchos dicen que hay cosas que hay que aplicar y otras que sólo son metáforas que hay que saber interpretar, pero en ese "saber interpretar" ya está actuando nuestra conciencia para determinar qué debe aplicarse y qué no. Más aún, tanto ateos como religiosos suelen coincidir en qué partes de las escrituras Dios se comportó bien y en cuáles no, y esa forma de pensar no fue determinada por Dios porque de lo contrario estaríamos regresando al primer caso.

    Tenemos además otro ejemplo conocido como el "dilema del tranvía". Quien lo desee puede averiguar de qué trata en Wikipedia. Lo que me interesa aquí es notar que siguiendo la moral enseñada por las religiones es difícil determinar cómo se debería actuar en cada caso. En las encuestas, la opinión mayoritaria coincide tanto para ateos como para creyentes, por lo que una vez más es evidente que poseemos un sentido de la moral sin que éste venga impartido por un relato teísta.

    ReplyDelete

Opine lo que le dé la gana. Le responderemos de la misma forma...
Say whatever you want, we can take it.

Share/Compartir

Mis Videos

Loading...

Articulos Populares/Popular Posts

Translate/Traducir

Libro Tullidor - Version mixta ingles-español

Libro Tullidor- version en español solamente