October 15, 2010

Los hombres, cuando toman decisiones arriesgadas pero con la certeza que da la convicción, la firme adhesión de la mente a algo conocible, sin temor de errar, son más frecuente que raro, incomprendidos. Vilipendiados.  Relegar a esta posición, de la cual, si se es decidido de verdad, no se puede retroceder, es un paso gigante.  Y como tal agiganta a quienes lo toman.
 
Alea iacta est, es una expresión atribuida por Suetonio a Julio César. Tras la conquista de la Galia y la derrota de Vercingetorix, César decide volver a Roma, donde el senado había estado hablando en contra de él, diciendo que su guerra era ilegal y que debía dejar su cargo, en el momento de cruzar el río Rubicón, límite entre Italia y la Galia Cisalpina (provincia que el Senado romano le había asignado), el Rubicón, un rio por el que era ilegal para un ejército romano cruzarlo y todos los legionarios temían; César se adelantó, cruzó el rio y en el otro lado dijo "Alea iacta est".. Con este paso, se rebeló contra la autoridad del Senado y dio comienzo a la larga guerra civil contra Pompeyo y los Optimates.
 
Por lo tanto, no se dice dicha frase así por así.  No se dice en vano.  Se dice cuando  no importa la muerte, el odio, la venganza, ni el escarnio. Se dice cuando no se tiene nada que perder.
 
"La suerte está echada" se dijo al cruzar un río.
 
Ya estoy del otro lado: The dark side of the force (so to speak).
Come and join me. y los qué no...

May the force be with you.  Amen.

0 Comentarios:

Post a Comment

Opine lo que le dé la gana. Le responderemos de la misma forma...
Say whatever you want, we can take it.

Share/Compartir

Mis Videos

Loading...

Articulos Populares/Popular Posts

Translate/Traducir

Libro Tullidor - Version mixta ingles-español

Libro Tullidor- version en español solamente